Un empate que sabe a poco (1-1)

66
Los jugadores del Cartagena en la celebración del gol. Foto: FC Cartagena.

El Cartagena cosecha un empate ante un rival complicado que ocupa los puestos altos de la tabla como el Tenerife. Los albinegros se adelantaron gracias al tanto de Álex Gallar pero, tras la polémica expulsión por doble amarilla a Mo Dauda, los canarios se fueron al ataque y consiguieron el empate en el tramo final del encuentro.

El choque comenzó con el cuadro portuario controlando el juego e incluso disfrutando de ocasiones para abrir la lata. El gol no llegaría hasta el minuto 58 cuando Pablo De Blasis cedió para Álex Gallar. El “10” condujo hasta meterse en el aréa, recortando y sacando un disparo raso lejos del alcance de Juan Soriano para establecer el luminoso en el Cartagonova.

En el último cuarto de hora, sucedería el hecho que iba a cambiar el devenir del encuentro. Mo Dauda metió el pie en un balón suelto en el área y el colegiado interpretó un pisotón inexistente que supuso la expulsión del extremo por doble cartulina amarilla, dejando a los de Luis Carrión con 10 jugadores a falta de 13 minutos para el pitido final.

Con un Cartagena diezmado, Enric Gallego empujó un pase servido por Moore para poner las tablas en el eléctronico y firmar el reparto de puntos.

Un empate que sabe a poco para los cartageneros cuando tenían los 3 puntos en la mano para acercarse a la zona de play off. De esta manera, se colocan en décima posición con 26 puntos y a 4 de Las Palmas, equipo que cierra los puestos de ascenso.